Todo lo que debes saber sobre los aceites naturales

Cuando presentamos gripe o resfriado, es muy normal que suframos de una congestión nasal. A veces sentimos que ya no podemos respirar, lo cual causa desesperación. Pero no te preocupes, que aquí te traemos los mejores aceites medicinales para la congestión nasal.

 

Aceite esencial de lavanda

Contiene propiedades antifúngicas, desintoxicantes, analgésicas y antibacterianas. La cual se utiliza mucho en la aromaterapia.

Necesitarás:

  • 2 cucharadas de aceite de lavanda
  • 2 cucharadas de aceite de almendras

Su preparación:

En un recipiente mézclalos bien a ambos aceites, luego aplícalos directamente sobre tu pecho, el cuello y la espalda.

Es buenísimo para tratar la tos, gripe y congestión nasal, también ayudando a aflojar la mucosa acumulada en los pulmones y vías respiratorias.

 

Aceite esencial de orégano

La infusión de orégano se utiliza a menudo para tratar los resfriados y gripe, por sus propiedades medicinales. El aceite esencial también se puede utilizar para lo mismo.

Necesitarás:

  • 1 cucharada de aceite de orégano
  • 2 tazas de agua

Su preparación:

Hierbe agua y agrega la cucharada de aceite de orégano, seguido de verter la mezcla en un recipiente ancho, colócate una toalla por detrás de tu cabeza e inclina la cara unos 15 minutos del recipiente. Respira profundo el vapor y verás que en poco tiempo, el dolor parará.

 

 

Aceite esencial de menta

La menta posee un olor bastante fuerte, y el uso tópico de este aceite hará que las vías respiratorias se despejen. Lo debes aplicar todas las noches antes de dormir, para desaparecer por completo la congestión.

Necesitarás:

  • 2 cucharadas de aceite esencial de menta
  • 2 cucharadas de aceite de jojoba

Su preparación:

Mézclalos bien los dos ingredientes en un recipiente y aplica la mezcla sobre tu cuello y pecho, frota suavemente hasta que sientas que tu piel lo absorbió por completo.

 

Es importante que asistes a un médico si tu congestión no para luego de una semana, también evita exponerte a olores fuertes que empeoren tu alergia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *